AVE

1990

    Se trataba de realizar un proyecto de edificio estándar que luego pudiera repetirse en las 12 subestaciones eléctricas que acompañaban a la vía del AVE Madrid Sevilla. El proyecto se extendía también a la obra civil de las subestaciones, donde destacaban la cimentaciones de los transformadores de gran tamaño. El proyecto formó parte de un proyecto más amplio denominado Nuevo Acceso Ferroviario a Andalucía (NAFA),  cuya empresa responsable fue el Consorcio Hispano Alemán (AEG, ABB, Siemens).